Deseas incluirte en este sitio envia a: webmaster@angelromero.es

Usted está aquí: Inicio > I Bienal > MEMORIA DEL AYER

El pasado decisivo: La Descripción Fotográfica de las Islas Canarias.
Carmelo Vega
En 1 897, se publicaba en Santa Cruz de Tenerife el libro Descripción Geográfica de las Islas Cañarías, un breve tratado en el que su autor, el pedagogo y escritor Juan de la Puerta Canseco, pretendía ofrecer una visión básica y panorámica de la historia y la geografía del archipiélago. Se trataba, por tanto, de una obra fundamentalmente didáctica pensada "para uso de los niños" y que sirvió de texto en las escuelas canarias. Pero además, esta Descripción Geográfica debe ser entendida como una curiosa aportación a la fotografía en Canarias en la medida en que se trataba de una obra ¡lustrada, de una geografía descriptiva en la que la imagen fotográfica es utilizada como ¡nstrurhento de conocimiento visual.
Los fotógrafos que ¡lustraron el libro fueron Rodrigo de la Puerta y Vila, hijo del autor, y Luís Ojeda Pérez. Rodrigo de la Puerta (1 853-1931), fue también maestro e inspector de primera enseñanza y su labor fotográfica debe ser apreciada como una actividad secundaria a su trabajo docente. No obstante, colaboró en varias revistas de la época como Gente Nueva y Arte y Letras, y participó en varias Exposiciones presentando selecciones de su obra fotográfica. Luís Ojeda (1 847-1927), fue un prestigioso fotógrafo profesional establecido en Las Palmas de Gran Canaria, donde desarrollaría su trabajo desde finales de la década de 1 870 hasta comienzos del siglo XX. Sus fotografías de paisajes constituyen hoy, el retrato más certero y documentado de la isla de Gran Canaria en este período. Desde el punto de vista de la historia de la fotografía canaria, la utilización de la ¡magenfo-tográfica como ilustración no era un recurso desconocido: ya en 1858, Charles Piazzi-Smyth había utilizado fotografías estereoscópicas para ¡lustrar su libro Teneriffe, an astronomer's experíment. La obra de Píazzi-Smyth es un extraordinario precedente de otras publicaciones ¡lustradas (libros científicos, libros de viajes, o álbumes fotográficos propiamente dichos, como el de Ellerbeck o el de Perestrello), que aparecerían en los años sucesivos. Precisamente el mismo año de 1 897, Vicente Bonnet editaría el Album-Guía de Tenerife, uno de los primeros ejemplos de utilización de la fotografía como ilustración gráfica en una obra de promoción turística de la isla. Sin embargo, dada su naturaleza de carácter pedagógico, el uso de la fotografía en la Descripción Geográfica de las Islas Canarias, es, en mi opinión, no sólo original, sino hasta revolucionario: los niños aprendían a conocer Canarias, pero también aprendían a verla.
Casi un siglo después, en 1 989, se descubre en las dependencias del Museo Municipal de Santa Cruz de Tenerife una asombrosa colección de placas fotográficas de origen y significado desconocidos, que viene a llenar una laguna fotográfica importante, pero que abre a la vez, nuevos interrogantes aún por resolver. El hallazgo es sorprendente y revelador, tanto por los contenidos fotográficos, como por el retraso del hallazgo mismo que pone en evidencia el desinterés que hasta hace pocos años se tenía por la fotografía como fenómeno histórico: condenado al silencio del olvido (mudas en su abandono) este conjunto de imágenes fotográficas, de un valor documental incalculable, comienzan poco a poco a hablarnos del pasado y hoy, como los niños de entonces, aprendemos a ver (el ayer de) Canarias. Entre los negativos de esta colección se han podido identificar las fotografías realizadas por Rodrigo de la Puerta para la Descripción Geográfica-, sin embargo no puede decirse que las fotografías de este archivo pertenezcan a él en su totalidad. Al contrario, un análisis de los temas y las técnicas empleadas nos revela que se trata de un archivo fotográfico fruto de la producción de varios autores, reunido con unos criterios bastante coherentes, pero cuya razón última ignoramos hasta la fecha.
En todo caso, estamos con toda seguridad ante la propuesta de compilación fotográfica más rigurosa y sistemática de las hasta ahora conocidas en nuestras islas: desde un punto de vista de estricto documentalismo, estas fotografías se centran sobre todo en aspectos etnográficos y en la captación de paisajes, tanto urbanos como rurales, de casi todos los puntos geográficos de las siete islas.
Sean quienes sean sus autores, estas fotografías nos ofrecen instantes de nuestro pasado (instantes decisivos puesto que son instantes de un tiempo desaparecido). Estas imágenes son la Descripción Fotográfica de las Islas Canarias.